Argentina es el primer país de la región en analizar sus capacidades ante emergencias

capacidades
Con la presencia del secretario de Gobierno de Salud, Adolfo Rubinstein, equipos técnicos argentinos escucharon la devolución de los expertos internacionales que durante dos semanas estuvieron en el país para visitar instalaciones, intercambiar visiones y escuchar experiencias de respuestas ante emergencias en el marco del Reglamento Sanitario Internacional.

Luego de dos arduas semanas de trabajo en las que los integrantes de la misión de la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS) analizaron material técnico, realizaron visitas de campo y mantuvieron sesiones para observadores, culminó la Evaluación Externa Conjunta en el marco del Reglamento Sanitario Internacional (RSI 2005) que Argentina solicitó de manera voluntaria, convirtiéndose en el primer país de la región en analizar objetivamente sus capacidades para dar respuesta a situaciones de emergencias sanitarias y desastres.

Durante el acto formal de cierre de la misión que se realizó hoy en la sede de la cartera sanitaria nacional, el secretario de Gobierno de Salud, Adolfo Rubinstein, valoró la solicitud de evaluación conjunta que realizó Argentina porque “todo ejercicio de evaluación implica un ejercicio de superación y de oportunidad para mejorar, pero también es un ejercicio de humildad de un país que pretende certificar sus capacidades para enfrentar los riesgos que implican las emergencias, las catástrofes y las situaciones sanitarias inesperadas”, reflexionó Rubinstein ante la representante de OPS para Argentina, Maureen Birmingham; autoridades nacionales, funcionarios de diversos organismos y equipos técnicos.

Para Rubinstein: “Más allá de poder trabajar conjuntamente en una autoevaluación que permite generar conciencia de cuáles son los dominios en los que el país tiene que trabajar para dar este tipo de respuestas, la evaluación externa proporciona una visión objetiva, explícita e independiente de dónde uno está parado”, destacó, al tiempo que sostuvo que “es muy auspicioso que nuestro país haya entrado en esta dinámica de generar un espacio de colaboración entre expertos de la OPS/OMS que genere una relación a lo largo del tiempo que permita que podamos ir mejorando con parámetros duros, y con indicadores y metas objetivas”, manifestó el titular de la cartera sanitaria a los integrantes de la misión internacional que fue encabezada por Celia Alpuche Arana.

En tanto, Birmingham felicitó al equipo externo y al equipo argentino que trabajó en la evaluación externa conjunta por “su esfuerzo y transparencia” y remarcó “la riqueza del proceso de autoevaluación que permitió el descubrimiento del caudal de capacidades que tiene Argentina, mientras que la evaluación externa aportó un valor agregado a todo el trabajo porque, como en todos los países, las evaluaciones no son un fin, sino un comienzo para un proceso de mejora continua”.

Posteriormente, Celia Alpuche Arana fue la encargada de presentar los principales hallazgos del trabajo recabado durante la visita al país, los cuales servirán para elevar a las autoridades –luego de un proceso formal de revisión–, recomendaciones detalladas que brinden herramientas para fortalecer competencias y mejorar aspectos de la estructura de Argentina con el fin de lograr una mayor eficacia a la hora de dar respuestas ante emergencias sanitarias o catástrofes en el marco de la aplicación del Reglamento Sanitario Internacional (RSI).

Entre las fortalezas identificadas, el equipo externo señaló que Argentina posee instituciones con una cultura de mejora continua de la calidad; centros de excelencia; capacidad de dar respuesta a pesar de la falta de formalización de lineamientos; procesos de aprobación de normas jurídicas; un fuerte compromiso a niveles internacionales en lo que se refiere a la implementación del RSI; así como la capacidad de brindar un abordaje a la gestión integral del riesgo que se evidencia en la creación del Sistema Nacional Integral de la Gestión de Riesgos (SINAGIR).

La misión también presentó a las autoridades los principales retos que enfrenta el país para optimizar su capacidad de respuesta ante estos eventos, entre los que se destacan la necesidad de superar la segmentación intra e inter sectorial que caracteriza el modo de operación de rutina; el cerrar las brechas interprogramáticas de forma sinérgica para no duplicar esfuerzos técnicos y de coordinación, reconociendo las atribuciones institucionales; el desafío de aportar sustentabilidad para mantener los logros alcanzados; y la necesidad de generar un financiamiento basado en la planificación estratégica.

Para finalizar, y luego de reconocer que fue “una labor intensa e interesante de aprendizaje”, Alpuche Arana agradeció el esfuerzo logístico de las autoridades y equipos argentinos para posibilitar las visitas de campo que incluyeron recorrer las instalaciones de los laboratorios de la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud ANLIS-Malbrán y del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA); el Sistema Nacional de Alerta Temprana y Monitoreo de Emergencias (SINAME) de la SINAGIR; el Aeropuerto Internacional de Ezeiza y también mantener una entrevista con los bomberos de la Policía Federal.

El trabajo de los expertos internacionales generó más de 80 recomendaciones basadas en el análisis de los indicadores, tomando en cuenta el documento de autoevaluación, las discusiones técnicas y el contexto del país en cuanto a las capacidades construidas hasta el momento. Las mismas tendrán un proceso de revisión y luego serán remitidas a las autoridades competentes.