Día Internacional de la Concientización sobre el virus de papiloma humano (HPV)

hpb

Este domingo, 4 de marzo, se celebra por primera vez el “Día Internacional de la Concientización sobre el virus de papiloma humano (HPV)” organizado por la Sociedad Internacional del Papilomavirus en todo el mundo. El objetivo es fomentar el debate y promover el intercambio de ideas y conocimientos respecto de estos virus y sus enfermedades asociadas, enfatizando en las medidas de prevención.

La campaña “Comparte amor, no HPV” hace referencia a la protección para con uno mismo y nuestros seres queridos; constituye los cimientos de una vida feliz y saludable.

Los HPV son virus de transmisión sexual muy comunes en todo el mundo. La mayoría de los hombres y mujeres sexualmente activos adquirirán el virus en algún momento de su vida.  Causan lesiones benignas (verrugas), pero algunos de estos virus pueden provocar cánceres, como el  cáncer de cuello uterino, anal y orofaríngeo.

En todo el mundo,  se estima que 270.000 mujeres mueren anualmente a causa de cáncer de cuello uterino. En Argentina, se registran 4.000 casos nuevos por año de esta neoplasia y alrededor de la mitad fallecen.

Históricamente la prevención de este cáncer se hizo mediante la prueba de Papanicolaou y en nuestro medio también por colposcopía. Los grandes avances en el conocimiento de la biología viral han permitido el desarrollo de vacunas y de pruebas para la detección temprana del virus.

Argentina lidera la prevención y control de esta neoplasia en Latinoamérica a través de un efectivo trípode basado en los programas de prevención mediante vacunación (gratuita y obligatoria para niñas nacidas a partir del 2000 y niños a partir del 2006) y tamizaje (controles en mujeres sanas o sin síntomas de enfermedad, para detectarla tempranamente), con el apoyo del Laboratorio Nacional y Regional de Referencia para HPV (Servicio Virus Oncogénicos, INEI-ANLIS Malbrán);  todos bajo la órbita del Ministerio de Salud de la Nación.

¡Cuidémonos a nosotros y a nuestros seres queridos!